Tratamiento para mejorar el Autocontrol emocional

01 Autocontrol emocional

Se trata de una habilidad o capacidad para gestionar de manera adecuada las emociones.

Debido a la sociedad actual en la que vivimos, se trata de un motivo de consulta cada vez más frecuente.

La persona suele definir su problema diciendo que “pierde los papeles con facilidad” o que su entorno más próximo le comenta que “últimamente reacciona de manera desproporcionada a las cosas”.

02 Síntomas de la falta de Autocontrol Emocional

Una persona con falta de autocontrol emocional:

  • Reacciona impulsivamente, en el momento de actuar, no piensa en las consecuencias de sus acciones.
  • Se muestra impaciente, con baja tolerancia a la frustración.
  • Tiene dificultad para manejar las emociones negativas como el enfado, rabia, miedo.
  • Responde de manera defensiva y/o agresiva.
  • Su capacidad de atención y concentración ha disminuido.
  • Sus relaciones interpersonales se han deteriorado.

03 Causas y Consecuencias

Las causas más comunes suelen ser:

Estilo de comportamiento desadaptativo: la persona no dispone de habilidades sociales, tiene una manera inadecuada de interpretar las cosas, baja autoestima…

Incapaciadad para identificar correctamente las emociones.

Problemas de índole psicológico: trastornos de alimentación, trastornos de ansiedad, adicciones…

CONSECUENCIAS

  • Deterioro de las relaciones familiares, sociales y/o laborales.
  • Baja autoestima.
  • Sentimiento de soledad e incomprensión.
  • Estados emocionales negativos: ansiedad, depresión…
  • Mayor vulnerabilidad en desarrollar conductas adictivas: alcohol, drogas…

04 Tratamiento de la falta de Autocontrol Emocional

La terapia Cognitivo-Conductual se ajustará a las necesidades de la persona, pero en líneas generales, estos son los objetivos:

  • Ser conscientes de la relación: mente-cuerpo.
  • Identificación de las señales de tensión del cuerpo y de los pensamientos automáticos.
  • Aprender técnicas de relajación. Entrenamiento autógeno: tomar conciencia de las sensaciones corporales propias.
  • Modificación de los pensamientos negativos.
  • Entrenamiento en habilidades sociales y asertividad.

GESTIÓN DE CONFLICTOS

Identificación y gestión de estímulos generadores de estrés.
Desarrollo de técnicas de afrontamiento.
Intervención psicológica en los estados emocionales negativos.