Blog

EL IMPACTO DEL TOC EN LA FAMILIA

El TOC es un tipo de trastorno que, debido a su curso y naturaleza, va a interferir de manera significativa en la convivencia familiar.

Esto puede suceder de varias maneras; la persona afectada puede solicitar de modo insistente la confirmación de un familiar, realizando preguntas para obtener respuestas tranquilizadoras como: ¿estás seguro de que lo he hecho?, ¿crees que me estoy volviendo loco?… o exigiendo a los demás que respeten ciertas reglas de conducta; prohibir tocar o entrar en determinados lugares de la casa, lavar la ropa de una determinada manera, etc.

La razón de que esto ocurra reside en que la persona con TOC intenta evitar todo aquello que considera que le puede provocar la obsesión pidiendo al familiar que forme parte de sus rituales. De esta manera, la familia termina por sucumbir a las ¨exigencias del TOC¨.

Se trata de un hecho muy frecuente, cuando los familiares acuden a consulta suelen expresar cosas como; ¨ ¿cómo hemos llegado a esto? ¨. Y la causa de ello se debe al desconocimiento del problema junto al querer evitar el sufrimiento al ser querido cuando tiene la obsesión.

Por todo esto, es muy importancia que las personas que convivan con una persona que parece TOC, sean conocedoras del funcionamiento de este trastorno para saber cómo reaccionar positivamente ante los problemas diarios.

Para que una intervención psicológica sea efectiva, debe contemplar siempre el asesoramiento familiar debido al relevante papel que tiene en el progreso del tratamiento.

 

CONSEJOS PARA LA FAMILIA

1. Infórmese sobre el toc:  le ayudará a entender el trastorno y a comprender mejor a su familiar.
Además, cuando la persona afectada todavía no es consciente de lo que le ocurre, el que la familia comprenda qué es lo que le sucede, ayudará a que tome conciencia de lo que le está sucediendo y a encaminarlo a la búsqueda de soluciones.

2. Evalúe su implicación personal: dado que los familiares toman parte activa en las evitaciones y rituales, será de gran ayuda que detecten estos comportamientos. Esto ayudará a que no aumenten y se generalicen a otras situaciones.

3. Evite juicios de valor: la familia, pareja,… también sufre, los niveles de ansiedad y/o desesperación en ellos también son frecuentes, por eso, en numerosas ocasiones le terminan diciendo cosas que realmente no piensan o le piden cosas que no puede hacer; ¨déjalo ya¨, ¨ten más voluntad¨…

4. Busque ayuda profesional: es importante que el profesional sea una persona especializada en este tipo de trastorno. La Terapia Cognitiva-Conductual está considerada como la más adecuada debido a los resultados que ofrece y dentro de las diferentes técnicas que se aplican, la EPR es el procedimiento que ha demostrado mayor efectividad y una mayor estabilidad del éxito terapéutico a largo plazo.

En RUILOBA PSICOLOGÍA somos especialistas en el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo, no dude en ponerse en contacto con nuestros psicólogos en Bilbao si está desea recibir información sobre nuestra terapia.

26 julio, 2018 TOC Consejos para la familia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.