Blog

La culpa patológica

Todos nos hemos sentido culpables alguna vez, este sentimiento surge cuando percibimos que nuestra conducta ha tenido una consecuencia negativa en nuestro entorno.

Se trata de una emoción negativa, pero a su vez también necesaria ya que, nos ayuda a tomar conciencia de nuestros errores para poder aprender de ellos y repararlos. En este caso, el sentimiento de culpa es funcional y adaptativo.

¿Cuándo el sentimiento de culpa se convierte en patológico?

Esta emoción se considera desadaptativa cuando es constante y desproporcionada al hecho y sólo aporta sufrimiento. En este caso, la persona no puede dejar de pensar en lo que hizo o no hizo y/o en el perjuicio que ocasionó. Esta focalización le hace perder la perspectiva de los hechos y la capacidad para la toma de decisiones.

La culpa patológica es fuente de dificultades y desórdenes emocionales.

¿Por qué unas personas la desarrollan y otras no?

Este sentimiento está determinado por factores educacionales, culturales, religiosos, familiares y personales.

La infancia adquiere gran relevancia debido a que, durante esta etapa, vamos a construir una serie de creencias que luego utilizaremos para valorar nuestro comportamiento y el de los demás.

Este aprendizaje lo adquirimos a través del estilo de educación que hemos recibido, de los modelos parentales, de la influencia de la cultura a la que pertenecemos, de las experiencias en el colegio.

British library: Ilustración de F. Barnard, Pg. 109 del libro «Sunlight and Shade».


 

Cuando una persona tiende a la culpa patológica, se comporta de la siguiente manera:
  • Tiene elevada sensibilidad ante la valoración externa.
  • Anticipación negativa. Aunque no disponga de hechos que lo confirmen, tiene la firme creencia de que los demás van a valorar negativamente su comportamiento.
  • Autocritica elevada. Magnifica sus errores y se focaliza en ellos.
  • Lo que perdona en los demás, no lo hace consigo mism@.
  • Se siente responsable de lo que sucede a su alrededor.
  • Le cuesta mucho decir que no sin sentirse mal por ello.
  • Tiene dificultad para tomar decisiones. Piensa más en el efecto que puede tener su comportamiento en los demás que en lo que desea realmente hacer.
  • Tiene miedo al rechazo.
  • Evita el conflicto.
  • Pide constantemente perdón.
  • Se siente emocionalmente mal la mayor parte del tiempo (angustia, apatía, desmotivación, etc.)

No saber gestionar el sentimiento de culpa va a afectar a nuestra salud emocional y va a terminar condicionando negativamente a la manera en la que nos relacionamos con nosotros mismos y con los demás. Por esta razón, es importante para nuestra calidad de vida, poner solución a este problema.

¿Cómo puedo solucionarlo?

La Terapia Cognitivo-Conductual es un tipo de intervención que trata de modificar aquellos patrones de conducta que no son ni adaptativos ni saludables. En primer lugar, se enseña a la persona a identificar dichos comportamientos para que sea consciente de ellos y pueda modificarlos mediante una serie de herramientas que irá adquiriendo durante el proceso terapéutico.

LOS OBJETIVOS DE ESTE TIPO DE INTERVENCIÓN SON:

  • Construir una sana autoestima. Identificar nuestras fortalezas y nuestros límites para poder definir nuestros objetivos a partir de una base sólida y realista.
    Aprender a reforzarnos, a valorarnos por lo que somos y no por lo que hacemos.
  • Aprender a perdonarnos y a ser más flexibles con un@ mism@.
  • Aprender a relacionarnos de manera asertiva. Que nuestro comportamiento no esté condicionado por la opinión que puedan tener los demás de nosotros.
    Ser capaces de decir que no, tomar nuestras decisiones, etc.
  • Mejorar la calidad de nuestras relaciones interpersonales.
  • Modificar nuestro estilo de pensamiento. Identificar las creencias desadaptativas que distorsionan nuestra percepción acerca de nosotros mismos y la de los demás.
  • Aprender a gestionar nuestras emociones.
  • Mejorar nuestro estado de ánimo y recuperar la ilusión por las cosas.

Estíbaliz Ruiloba es Psicóloga Especialista en Psicología Clínica y trabaja desde un enfoque Cognitivo-Conductual adaptado a las necesidades de cada persona.

Realiza una consulta informativa gratuita donde puede valorar tu caso de una manera personalizada. Si estas interesad@ puedes solicitarla llamando al teléfono 944 160 206.

4 marzo, 2021 Asertividad, Autoconocimiento, Bienestar, Noticias ,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.