Blog

El trastorno de personalidad histriónico

La personalidad engloba una serie de rasgos psicológicos que conforma el universo de sentimientos y cogniciones del individuo, configurando sus estilos y patrones de comportamiento y la manera en que se percibe y se relaciona con el mundo, consigo mismo y con los demás.

El trastorno de personalidad histriónico se caracteriza fundamentalmente por tener un patrón generalizado de excesiva e inestable emotividad y un comportamiento de búsqueda de atención constante. Dicho patrón comienza en la edad adulta y se presenta en una diversidad de contextos.

El trastorno de personalidad histriónico

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

La persona que tiene un Trastorno de Personalidad Histriónico tiende a comportarse de la siguiente manera:

  • Necesita y hace todo lo posible por ser el centro de atención en todo momento.
  • Actúa de forma dramática y teatral.
  • Se muestra alegre, entusiasta, seductora y coqueta para obtener la atención y aprobación de los demás. Esta conducta se intensifica en los inicios de una relación interpersonal, pero, a medida que pasa el tiempo, la relación se deteriora debido al rechazo que genera en los demás su constante demanda de atención.
  • Expresa sus sentimientos de manera superficial y éstos suelen ser muy cambiantes.
  • Tiene excesiva preocupación por su imagen y su físico. Invierte mucho tiempo en arreglarse y gasta bastante dinero en ropa y cosmética.
  • El aspecto y comportamiento suele ser inapropiado y sexualmente provocativo. Este comportamiento no sólo se dirige hacia aquellas personas en las que tiene un interés romántico o sexual, sino que, se produce en una amplia variedad de contextos.
  • Expresa sus opiniones de manera contundente, sin embargo, es incapaz de proporcionar argumentos que validen lo que dice.
  • Gran vulnerabilidad ante las críticas recibidas.
  • Busca constantemente la aprobación y la confianza de los demás.
  • Tiende a percibir como muy cercanas e íntimas algunas relaciones personales que, en realidad, son superficiales.
  • Se sugestiona con facilidad. Sus opiniones y sentimientos son fácilmente influenciables por los demás (especialmente por las figuras de autoridad) y por las corrientes de moda.
  • Tendencia a tener corazonadas y a adoptar creencias con facilidad.
  • Culpa a los demás de sus propios fracasos.
  • Tiene una baja tolerancia a la frustración. Tiende a aburrirse con su rutina habitual, lo que le lleva a cambiar con frecuencia de tareas, amigos, …
¿CÚALES SON LAS CAUSAS?

El origen de este tipo de trastorno se debe a una combinación de factores de tipo biológico, psicológico y social. Suele manifestarse de manera gradual al comienzo de la edad adulta y afecta más a las mujeres.

Determinadas experiencias vividas durante la infancia pueden predisponer a una persona a padecer este trastorno, por ejemplo:
  • Falta de apego en la infancia.
  • Malos tratos o abusos en la infancia.
  • Figura parental ausente o emocionalmente distante.
  • Una educación carente de límites.
  • Haber padecido humillaciones por parte de las personas de su entorno.
CONSECUENCIAS DEL TRASTORNO DE PERSONALIDAD HISTRIÓNICO

Este patrón de comportamiento va a provocar a la persona una enorme dificultad a la hora de adaptarse socialmente y un sufrimiento psicológico intenso.

Detrás de esa fachada de teatralidad se esconde una baja autoestima y una idea de incapacidad personal que le lleva a un comportamiento dependiente de los otros.

Las relaciones interpersonales, también se va a ver afectadas debido a su enorme dificultad para relacionarse de manera asertiva. Las rupturas suelen ser dolorosas y, debido a su escasa tolerancia a la frustración, no   gestiona bien las pérdidas.

Todo ello hace que las probabilidades de que desarrollen síntomas depresivos son elevadas.

EL TRATAMIENTO

La persona no suele buscar una ayuda profesional porque reconozca su trastorno, lo hace debido a las consecuencias que se derivan de él, es decir, cuando se siente deprimida, tiene niveles elevados de ansiedad, problemas en sus relaciones interpersonales o acaba de sufrir una ruptura dolorosa.

El tratamiento más indicado es la psicoterapia, siendo la Terapia Cognitivo-Conductual la que mejores resultados ofrece. Este tipo de terapia ayudará a la persona a:

  1. Modificar los pensamientos distorsionados.
  2. Ver la realidad de una manera más objetiva.
  3. Tolerar la frustración.
  4. Aprender a relacionarse de una manera asertiva.
  5. Mejorar su autoestima.
  6. No depender emocionalmente de los demás.
  7. Tomar sus propias decisiones y resolver sus problemas.
  8. Mejorar su estado de ánimo.
  9. Manejar la respuesta de ansiedad.

Estíbaliz Ruiloba es Psicóloga Especialista en Psicología Clínica y trabaja desde un enfoque Cognitivo-Conductual adaptado a las necesidades de cada persona.

Realiza una consulta informativa gratuita donde puede valorar tu caso de una manera personalizada.

Si estas interesad@ puedes solicitarla llamando a este teléfono: 944 160 2 06

25 febrero, 2021 Noticias, Trastorno de personalidad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.